La Conselleria d’Agricultura, Pesca i Alimentació ha conseguido 981.000 euros más que había pedido al ministerio para los sectores de la pesca, el ovino y del caprino, destinados a hacer frente a los efectos de la crisis causada por la COVID-19. Son, por un lado, 772.180 euros más en total que se recibirán del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP); y por otra, 209.280 euros más en ayudas para los sectores del ovino y del caprino. Así se lo ha trasladado el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, a la consellera del ramo en las Baleares, Mae de Concha.

La consellera se ha mostrado muy satisfecha después de las conferencias sectoriales de Agricultura y Pesca por la respuesta del ministerio ante sus reivindicaciones, y ha destacado que los criterios aprobados para recibir estas ayudas ante la COVID-19 ahora «se adaptan muchísimo más a la realidad insular, y esto se refleja en que los fondos son muy superiores», ha dicho De Concha, haciendo referencia a los que inicialmente tenían que recibir las Islas Baleares en el reparto.

En la conferencia sectorial de Pesca también se ha trasladado a las comunidades el calendario y el reparto del crédito para financiar las ayudas para compensar la paralización temporal de la actividad pesquera por los motivos habituales, a los cuales se ha añadido este año el de la COVID-19. Las Baleares recibirán un total de 605.039,41 euros para financiar estas paradas temporales, y el apoyo del 10% del importe de las paradas para la gestión, acordadas durante el periodo de programación 2014-2020.

Desde la Conselleria se había reclamado que estas ayudas por paralización se pudieran otorgar teniendo en cuenta días aislados, para ajustarse mejor a la realidad de la flota en las Baleares. El ministerio ha aceptado la propuesta y se subvencionarán 45 días de parada de los 55 que se computan en las Islas. La distribución de los días subvencionables es la siguiente: 15 días en Mallorca, 10 en Menorca y 15 en Ibiza y Formentera (en los casos de Mallorca y Menorca, es un día en la semana desde el 17 de enero al 29 de mayo, y en el caso de las Pitiusas, un día en la semana desde el 17 de enero al 31 de marzo). De este modo, se compensa en parte la parada en la actividad que ha sufrido el sector durante el estado de alarma.

En cuanto al programa de ayudas del ovino y del caprino, las Baleares recibirán finalmente 209.280 euros para compensar la situación ocasionada por la COVID-19. La Conselleria había solicitado rebajar el censo mínimo de hembras reproductoras por explotación para poder optar a la ayuda. La propuesta que se hizo era: en el caso del ovino, de 30 hembras por explotación en Mallorca y Menorca, y de 15 para Ibiza y Formentera; y en el caso del caprino, de 15 hembras por explotación en todas las islas. El ministerio finalmente también ha aprobado esta petición, que permitirá que muchas más explotaciones de las Baleares puedan acogerse.

Hay que remarcar que estas ayudas son compatibles con las que puso en marcha la Conselleria con el plan de choque para hacer frente a los efectos de la COVID-19 en el sector. A cada titular de explotación se le aplica un techo máximo de 100 hembras reproductoras subvencionables en el caso del ovino, y otros 100 en el caso del caprino.