Se trata, entre otras, de ayudas para hacer inversiones en explotaciones agrarias o el programa de consumo de leche y fruta en las escuelas

El FOGAIBA ha ejecutado el pago de 965.430,25 euros durante la primera semana de mayo. Se trata diferentes ayudas cómo son las correspondientes al PDR, el servicio de Ayudas de Estado y también de la Organización Común de Mercados Agrarios.

En concreto, se trata de las ayudas relativas al Plan de Desarrollo Rural (PDR) por un total de 888.730,01 euros. Así, por ejemplo, se han pagado 235.207,17 euros por las inversiones a las explotaciones agrarias (INEA), con relación a la ayuda de las variedades vegetales en riesgo de erosión genética correspondiente al 2019 se han abonado 133.809,37 euros, y 385.386,47 euros para la producción integrada del 2019. Con relación a las ayudas de la Organización Común de Mercados Agrarios (OCM) se han abonado 134.327 euros en concepto del programa escolar de consumo de fruta y leche en las escuelas.

En esta ocasión también se han pagado algunos expedientes del Servicio de Ayudas del Estado. Se trata de 37.400,24 euros relativos a expedientes de Agroseguros y 39.300 euros de subvenciones de mínimis para la recría de ganado vacuno lechero de 2019.

El plazo de solicitudes de la PEC, prorrogado hasta el 15 de junio

El plazo de presentación de solicitudes de la PEC, que empezó el pasado 1 de febrero, se prorroga finalmente al 15 de junio. Así se ha establecido por parte del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a través de la orden del 28 de abril de 2020 por la cual se flexibilizan varios plazos y condiciones en la gestión de la PEC, para adecuarla a la crisis de la COVID-19.

Inicialmente, el plazo de presentación de solicitudes tenía que finalizar el 30 de abril. El Ministerio ha hecho trabajo conjuntamente con las comunidades autónomas desde el principio de la crisis y ha recogido las diferentes aportaciones, incluidas las que se han hecho desde la consellería de Agricultura, Pesca y Alimentación de las Islas Baleares.

La coordinación constante durante esta crisis entre el Ministerio de Agricultura y las comunidades autónomas ha permitido trasladar una propuesta consensuada a la Comisión Europea para adaptar el conjunto de las normas de la PEC a la situación excepcional que vive el campo. La Comisión Europea también ha aprobado un Reglamento, que agrupa muchas de las demandas presentadas, y reduce los controles sobre el terreno del 5% al 3% de los expedientes. Esto implica que en las Islas Baleares se pueden agilizar los pagos de los anticipos de la campaña 2020.

En último lugar, la crisis originada por la COVID-19 ha supuesto que algunos productores no puedan cumplir con todas las condiciones establecidas para el cobro de las ayudas por causas de fuerza mayor. Así, el ministerio ha incluido dos casos específicos que fueron detectados por la consellería de Agricultura del Gobierno..

Uno de estos casos hace referencia a los ganaderos beneficiarios de ayudas asociadas de ovino y cabruno en campañas anteriores y que el 2020 incumplan el mínimo de producción. Esto hace referencia a las explotaciones, que a causa de las dificultades de comercialización por mor de la COVID-19, este año no hayan podido sacar al mercado la proporción fijada para cobrar la ayuda de xots y cabritos jóvenes. El otro caso hace referencia a los ganaderos que tengan la necesidad de hacer uso para pacer los animales de los terrenos considerados como superficies de interés ecológico (es decir, aquellas tierras que no se siembran este año) en el marco de las ayudas beneficiosas por el medio ambiente o conocidas como greening. Este caso contempla los ganaderos que han tenido dificultades para mover los animales hacia pastos temporales o que hayan sufrido incrementos del censo de animales por la dificultad de comercializarlos.

En el supuesto de que se incumplan algunos de estos dos casos, la administración revisará las bases de datos de registro, identificación y movimiento de la manada para verificar que el incumplimiento obedece a la reducción de movimientos derivada por la crisis sanitaria, y en este caso, no se penalizará al ganadero en el cobro de las ayudas.