El ministro Luis Planas avanza que las islas tendrán un “encaje insular específico” y la consejera Mae de Concha destaca que este anuncio “es vital para el futuro del sector primario”

 

El Plan Estratégico de la nueva Política Agraria Comuna (PAC) que se está trabajando entre el Ministerio y las diferentes Comunidades Autónomas tendrá en cuenta los condicionantes de las Islas Baleares por la insularidad. Así lo ha confirmado el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas a la consejera del ramo, Mae de Concha, en el transcurso de la reunión que han mantenido hoy en Palma. Un anuncio muy esperado dentro del sector agrícola y ganadero de las Baleares y es que hay que recordar que los sobrecostes derivados de la insularidad representan el 26,39% del valor total de la agricultura y la ganadería en Baleares, con un valor aproximado de 38 millones de euros anuales. En este sentido, de Concha ha querido poner en valor la “sensibilidad” del Ministerio ante este hecho y que el anuncio que las Baleares tendrán un encaje insular específico en la nueva PAC, “es vital para el futuro del sector primario”.

En la reunión, en la cual también han estado presentes, por parte del Ministerio, el secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda y el director del Gabinete del Ministro, Miguel Ruiz, y por parte de la Consejería, el director general de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Biel Torrens; el director general de FOGAIBA, Mateo Morro, la directora general de Soberanía Alimentaria, Paula Valero y la jefe de gabinete de la consejera, Fernando Fernández, además de la delegada del Gobierno en Baleares, Aina Calvo, se han abordado otros asuntos, como la financiación para los proyectos de consolidación y modernización de regadíos con aguas regeneradas en cada una de las islas, que el Ministro ha subrayado que es un proyecto “de gran interés para el Gobierno”. Planas ha confirmado que en el anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2021 se han incluido 4 declaraciones de interés, lo cual supone que el proyecto, valorado en unos 90 millones de euros, contará con financiación para llevarse a cabo a partir de 2021.

Durante la reunión también se han abordado otros asuntos de interés, como la inclusión de la figura del agricultor pluriactivo en el nuevo sistema de reparto de la PAC. Se trata de una figura muy extendida a las Baleares y, de aprobarse, supondría incorporar a muchos jóvenes de las islas al sistema de ayudas. También se ha hablado de cómo abordar la problemática de la Xylella Fastidiosa en los próximos años, así como de la intención de apostar con fuerza en el sector del algarrobo por su resistencia y rentabilidad.

El Plan Estratégico de la nueva PAC está previsto que acabe de definirse en el primer trimestre del próximo 2021 y se presentará el mes de abril. Y a pesar de que todavía quedan aspectos para definir y cómo será el reparto para cada comunidad autónoma, los dos equipos han destacado la buena sintonía de trabajo y se han mostrado muy satisfechos con el desarrollo de la negociación hasta ahora.