La Consellería de Agricultura, Pesca y Alimentación, en linea con los objetivos establecidos dentro del Pacto Verd Europeu, y en una apuesta clara por la conservación del paisaje, del patrimonio cultural, de la identidad y el compromiso con los campesinos, ha ha llevado a cabo durante los últimos cinco años (periodo que comprende entre el 2015 y el 2020) una serie de actuaciones incluidas dentro de las medidas de la PEC para la Lucha contra la Erosión y la Mejora y Conservación de los Suelos. Se trata de la línea conocida de «marges», que, dentro de las actuaciones de conservación del paisaje agrario, apoya a la rehabilitación y reconstrucción de bancales de piedra seca tradicionales de nuestras explotaciones agrarias.

Según un avance del informe sobre la estimación del impacto de estas medidas del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de las Islas Baleares, específicamente el que hace referencia al ámbito de la conservación de los suelos (medida M 4.4), la cantidad de suelo que se ha podido preservar puede ser próximo a los dos millones de toneladas. Además, la cantidad aproximada de suelo que se ha podido proteger contra la erosión gracias a los bancales restaurados se sitúa en torno a las 1.100 toneladas anuales, con una reducción del 54% de las pérdidas estimadas por el Inventario Nacional de Erosión de Suelos. En este sentido, tal como señala la consejera de Agricultura, Pesca y Alimentación, Mae de Concha, «con actuaciones y medidas como estas protegemos un patrimonio agrícola importante y también cultural de las Baleares».

Por su parte, Sebastià Castell, jefe de explotación de la Finca Son Vic Nuevo, en Calvià, ha señalado que, los bancales, “además de ser un elemento paisajístico, también sirvieron porque nuestros antepasados, con mucho de sufrimiento, ganaran terreno en la montaña para cultivar. Si no se cuida este suelo, esta tierra, acabará en el mar”.

Inversión de nuevo millones de euros

Las actuaciones en los bancales de la medida M4.4 del PDR de las Islas Baleares se han distribuido por 64 de los 67 municipios del archipiélago, que suman actuaciones en 128.329,82 m² de suelo y 7.514 márgenes rehabilitados. En total, la inversión supera los nueve millones de euros (9.367.901,66 euros). Así, se han gestionado 426 expedientes en Ibiza, 20 en Formentera, 932 en Mallorca y 53 en Menorca.

Los municipios ibicencos de Sant Antoni de Portamany, con 150 expedientes, San Juan de Labritja (100 expedientes), Santa Eulària des Riu (92 expedientes) y Sant Josep de sa Talaia (81 expedientes) son los municipios más beneficiados en cuanto a número de actuaciones. La inversión ronda los cuatro millones de euros (3.916.867 euros). En los municipios que conforman la Sierra de Tramontana se han hecho un total de 3272 actuaciones, de las cuales Sóller ha sido lo más beneficiado, con 552 actuaciones de 67 expedientes. La inversión total para la rehabilitación de bancales en la Sierra de Tramontana ha sido de 3.035.143 euros.

Según datos dados por el gerente del Fondo de Garantía Agraria y Pesquera de las Islas Baleares (FOGAIBA), Mateu Morro, desde el año 2015, «se han ejecutado en las Islas un total de 2.961 expedientes —entre setos, bancales, paredes y cierres—, lo cual comprenden 30.675 actuaciones en 876.741,11 m² de suelo. La inversión desde 2015 de la medida M 4.4 del PDR supera los 27 millones de euros en las Islas Baleares (27.313.338,97 euros)».