La huerta de Eivissa ha sido tradicionalmente una fuente de riqueza para la isla. La
combinación de gustos locales y adaptación a las condiciones climatológicas de la isla dió
lugar a una selección de variedades de hortalizas que se han transmitido de generación en
generación como un bagaje vivo estrechamente vinculado a las tradiciones y sabores
específicos que están en la base del patrimonio gastronómico de Eivissa.
Son frutas y hortalizas de temporada, se cultivan según su ciclo natural y ofrecen así un
sabor, aroma y una condición nutricional óptimas. Las principales variedades locales que
actualmente se comercializan son las que la población local ha mantenido en sus platos y
alimentación tradicional, entre ellas se encuentran: la pebrera blanca, la ceba vermella, el
meló eriço o la tomata de penjar.
El Grup d’Acció Local Leader d’Eivissa i Formentera continúa trabajando para poner en
valor estas variedades tradicionales de la huerta ibicenca a través de las tareas de
recuperación y promoción.

Recuperación de las variedades
La finca experimentar agrícola Can Marines conserva el patrimonio genético de las
islas Pitiüses, a través de un banco de semillas dónde se guarda y almacena en cámaras
frigoríficas un semillero de sesenta y cinco variedades tradicionales recopiladas, aunque
hay más de ciento cincuenta entradas en este depósito.
La colaboración con los agricultores locales es clave para ayudar a recuperarlas, ya que
gracias a su trabajo existe una continuidad en su cultivo, pues participan activamente en la
conservación, el intercambio y la producción en sus fincas, por ello, el seguimiento y apoyo
a los productores locales que cultivan estas variedades es la principal línea de trabajo en la
labor del Grup Leader.

Puesta en valor de las variedades
De igual modo los consumidores participan de forma activa. El proyecto persigue
fomentar el comercio de las variedades tradicionales más emblemáticas de la huerta de
Eivissa y asíconseguir la recuperación a través de la comercialización y la difusión de su
conocimiento entre el público y la gastronomía.
Con el fin de dar a conocer las variedades tradicionales se continúa trabajando, al igual
que años anteriores, en la identificación de ellas mediante un etiquetado, bajo el sello de la
marca de SABORS D´EIVISSA gestionada por el Consell Insular d’Eivissa.
Este año se ha elaborado un folleto informativo de las variedades tradicionales, para
continuar la difusión y divulgación de sus características principales, destacando los
rasgos de cada variedad, como el meló eriço por su gran aroma, sabor dulce y fácil
reconocimiento por su forma reticulada externa; la pebrera blanca idónea para su
consumo en crudo, crujiente y fresca; y la ceba vermella con un gusto un tanto dulce y
ligeramente picante, cargada de agua y carnosa; la tomata de penjar que colgada en
lugares frescos y secos se conserva naturalmente durante un largo periodo de tiempo.
Además, para dar visibilidad a la labor los productores locales, se ha creado un cartel
promocional de los agricultores de Eivissa y Fromentera que apuestan por el cultivo de
estas variedades, ya que son los protagonistas que se animan a “recuperar el sabor
tradicional” y gracias a ellos las variedades no faltan en nuestros platos de verano.
La campaña de promoción cuenta con la financiación del Fondo Europea de Desarrollo
Rural (FEADER), del Ministerio de Agricultura i del Govern balear, a través del programa
de Desarrollo Rural de las Islas Baleares.

El Grupo de Acción Local para el Desarrollo Rural y Pesquero de Ibiza y Formentera es una asociación conformada por entidades públicas y privadas, el objetivo del cual es el desarrollo rural y pesquero de Ibiza y Formentera desde un enfoque de desarrollo humano sostenible. Por ello, dicho grupo impulsa proyectos de ámbito agrario, medioambiental y social con la participación y colaboración de los agentes del territorio.