Según los datos aportados por la Consellería de Agricultura, Pesca y Alimentación, la evolución y el éxito obtenido desde su creación en 2011 de la marca de garantía “Tomate de Ramellet de Mallorca” ha sido espectacular.

Al buen recibimiento por parte del consumidor, sin lugar a dudas denotada por el valor de comercialización de este producto, que pasó de los 21.346 euros de 2011 a los 962.483 del año pasado, se suma también la eficiencia obtenida por parte de las 14 explotaciones agrarias en Mallorca que se dedican a este tipo de cultivo desde sus inicios y que destinan a tal fin, un total actualmente de 185 hectáreas.

Otros datos a tener en cuenta hacen referencia a que la totalidad de la producción, perfectamente etiquetada y bajo el control estricto de la marca “Tomate de Ramellet de Mallorca” se ha comercializado envasada y perfectamente identificada como un producto de máxima calidad y genuinamente mallorquín.